terça-feira, 12 de novembro de 2019

Kenneth Grant El Elemento Tantrico En La O.T.O.


A menos que uno sea preguntado, no se debe explicar a nadie, ni debe responderse a quién pregunta inapropiadamente; el hombre sabio aunque conoce la respuesta se comporta entre los hombres como si fuese un idiota.
Leyes de Manu, II, 110 

En el año 1912 ocurrió un curioso incidente aunque característicamente Crowleyano. Se originó de uno de aquellos malentendidos que solían dañar la reputación de Crowley aunque no fuese culpa suya, pero en este caso el incidente fue más afortunado que otra cosa.
Desconocedor de que él había publicado en términos claros el secreto mejor guardado de una sociedad oculta conocida como la Ordo Templi Orientis, se encontró un día enfrentado con la Cabeza de la Orden, Theodor Reuss, quién le pidió explicaciones.
Ante la aseveración de inocencia sobre la ofensa de la que era acusado, Reuss exhibió una copia del The Book of Lies (1) (El Libro de las Mentiras). Esta es una obra curiosa que contiene conocimientos místicos sutiles y recónditos tratados en una serie de epigramas.
Aunque ellos se lean como acertijos y desafíen el análisis racional, tienen éxito en comunicar extraños destellos de iluminación desde esferas de la consciencia poco familiares. Reuss indicó un pasaje específico que Crowley lee con asombro, ya que fue solo entonces que su significado alboreó sobre él.
El pasaje del que Reuss había puesto objeciones formó posteriormente parte de una instrucción oficial de la A.*.A.*.. Contenía una importante fórmula mágica relativa a la polaridad sexual. Crowley recordó haber escrito el pasaje una noche que había yacido con una prostituta. Había, casualmente,sorprendido al secreto supremo de toda magia(k) práctica y lo había encarnado inintencionalmente en el texto del Libro de las Mentiras.
Desde el verano de 1911 Crowley había sido conocedor de las posibilidades teóricas de este tipo de magia(k), aunque no empezó a practicar la fórmula hasta en Enero de 1914, fecha en la que empezó El Trabajo de Paris (2). En 1913 publico un artículo titulado “Energised Enthusiasm” (The Equinox, I, ix).(“Entusiasmo Vigorizador”). Éste contiene el núcleo de la técnica psico-sexual que desarrolló enteramente en el IXº O.T.O. 
Varios años después del incidente con Reuss, este se retiró posteriormente como Cabeza de la O.T.O. a favor de Crowley que tomó el nombre de Baphomet y llego a ser “el Supremo y Rey Santo (Summus Rex Sanctissimus) Xº O.T.O. de Irlanda, Iona y de toda Bretaña pertenecientes al Santuario de la Gnosis; Último Gran Maestre de los Caballeros del Espíritu Santo; el más Poderoso Soberano Comandante en Jefe de la “Sagrada Orden del Temple” y otros títulos parecidos.
La conexión entre la O.T.O. y la Masonería Libre ortodoxa fue descrita por Crowley de la forma siguiente:
La O.T.O. esta relacionada con la Masonería Libre en el Conocimiento completo del 33º del Rito reducido que es incorporado en los primeros siete grados de la O.T.O. Sin embargo, los grados superiores al séptimo de la O.T.O. contienen un secreto mágico vital, algún rito del completo cuerpo de la Masonería apunta a ello, aunque en ningún lugar se revela abiertamente. (3)
La O.T.O. llego a ser el primer cuerpo Masónico oficial y “la primera gran orden de antigüedad” en aceptar la Ley de Thelema. Crowley reorganizó y remodeló los Grados sobre el Cuarto Grado. Los primeros cuatro Grados retenían su carácter tradicionalmente Masónico, aunque con variaciones para prevenir el infringimiento de las reglas y regulaciones de la Masonería Libre ortodoxa.
Con el Quinto Grado, sin embargo, una Corriente completamente nueva aparece. Crowley reemplazó el rito tradicional de este Grado con una renuncia simbólica al Cristianismo histórico como opuesto al Cristianismo Gnóstico, un ritual que envuelve la crucifixión de un sapo previamente bautizado con el nombre de Jesús de Nazareth. Esto era una afirmación mágica de la substitución del Eon del Dios Agonizante por el de Horus, el Eternamente Viviente.
Este ritual asegura la exclusión de los creyentes en una interpretación histórica del Cristianismo desde los grados más altos e importantes de la O.T.O. No había malicia o “satanismo” envueltos en este procedimiento, sino que Crowley sabia que una persona suscrita al Cristianismo histórico seria psicológicamente incapaz de usar la formula de magia(k) sexual enseñada en el Santuario Soberano. El mantenía que sería difícil cuanto no imposible para una persona nacida antes de 1904 aceptar la Ley de Thelema sin reservas, y especialmente el tercer capitulo de AL que contiene ideas totalmente incompatibles con las éticas del Cristianismo histórico. En aquel período (i.e. 1904), el influjo tremendo de energía mágica iniciada por Aiwass disipó muchas obstrucciones en la aceptación de la nueva Palabra y de la nueva Ley.
El Doctor Karl Kellner que reformuló la O.T.O. en los tiempos actuales (4), había sido iniciado en el empleo de la Corriente sexual por un Árabe llamado Soliman ben Aifa y por dos Tántricos Hindus, Bhima Sen Pratap y Shri Mahatma Agamya Paramahamsa. No hay la certeza pero es muy probable que ellos fueran Iniciados del Vama Marg o Sendero de la Mano Izquierda. El elemento Tántrico distintivo en algunas de las instrucciones de la O.T.O. que envuelve el uso del sexo llega entonces a ser comprensible. 
El término Vama Marg, a pesar de las explicaciones precisas de Sir John Woodroffe, todavía yace bajo una nube de tergiversaciones generadas por reacciones emocionales a ideas extrañas al pensamiento Occidental. No espero tener éxito allí donde una autoridad tal parece haber fracasado, pero diré de nuevo que la expresión Sendero de la Mano Izquierda es un término técnico que indica el uso mágico de las energías sexuales, algunas veces con la ayuda de asistentes femeninos (shaktis) como sucede en el caso de los Tántricos y compañeras femeninas (manjaris) en el caso de los Sahajiyas (5). Los Tántricos, especialmente aquellos de la Secta Kaula, siguen prácticas similares a la de ciertos cultos Africanos o Neo-Africanos como el Voodoo y el Obeah. Pero la asistencia de las mujeres no es siempre requerida, ni siquiera habitual.
Un sistema de cultura espiritual que incluye el uso sexual de la mujer y que establece un ideal exaltado de reverencia hacia el principio femenino como la Shakti o aspecto de poder del cosmos no es el producto de psicópatas a menos que afirmemos la existencia de una línea inquebrantable de delincuentes extendiéndose sobre incontables siglos. Ni siquiera el concepto original Africano del sexo es en forma alguna inferior a las formulas altamente desarrolladas y complejas usadas por los Alquimistas o Rosacruces en su Gran Obra de transformar el metal básico de la pasión terrenal en puro oro de Luz Espiritual.
Es la intolerancia de los religiosos ortodoxos y la ceguera de los psicólogos materialistas que convierten en una expresión enfermiza el impulso creativo primordial de estos sistemas.
La vida de Crowley fue una pugna en contra de una actitud de mente que conduce a la muerte en el nombre de un credo servil –sean credos religiosos, humanísticos o científicos- de la fuente secreta y sagrada de la Vida a favor de una reflexión deformada de la impotencia psicológica que caracteriza a aquellos que prescriben la supresión y restricción como una forma de vida. El único pecado que AL reconoce es el de la restricción, la causa de todos los “pecados”.
Cuando Crowley lideró la O.T.O. fue con el propósito de promover la libertad individual de acuerdo con la Ley de Thelema. Él incorporó los principios fundamentales de esta Ley en Liber Oz (6) que publicó en 1942. En el espacio de unas pocas palabras declaró lo que el describía como el programa político de la O.T.O. en el mundo Exterior.
El viejo Eon como cualquier otro suceso era inevitable y esto excitó la misma corriente que sus ministros se esforzaron por suprimir, cuanto no por destruir.
La energía sexual inhibida durante 2.000 años, por consiguiente, es consumida ahora en un tremendo orgasmo, el ímpetu del cual en términos físicos proyectara a la consciencia humana hacia los reinos supra-físicos. La proyección es la formula de Ra-Hoor-Khuit; Horus en su fase activa. Será la explosión, desintegración y reintegración de unos elementos nuevos descargados en vehículos cuya sustancia será de una sutileza y de una naturaleza comparativamente inmaterial aproximándose a la concepción científica de entidad como está considerado en AL.
Durante el dictado de AL, Crowley pidió un “signo” y Nuit exclamó: “El signo será mi éxtasis, la consciencia de la continuidad de la existencia, la omnipresencia de mi cuerpo.”
Las últimas cinco palabras fueron originalmente escuchadas por Crowley como “el infragmentado hecho no atómico de mi universalidad”. Suponiendo que ésta frase sería incomprensible, Crowley expresó la duda, pensando: “La gente nunca será capaz de entenderlo.” Nuit entonces replicó a su duda no formulada: “Escríbelo en palabras llanas. Pero divúlgalo” y Crowley reemplazó estas palabras por “la omnipresencia de mi cuerpo” (7).
Así un eon sucede a otro, así aparecerán modificaciones en la naturaleza sexual de los organismos que desarrollan este concepto Thelemico. La progenetrix predominaba en el Eon de Isis; la partenogénesis era la formula de la era. En el Eon de Osiris, el progenitor prevaleció. El Eon de Horus –el Eon del “Niño Coronado y Conquistador”- verá la fusión de los dos sexos en uno. El Baphomet bisexual de los Templarios simboliza este concepto.
En lenguaje magicko Thelemico, Heru-ra-ha –la consciencia fálico-solar- se manifiesta como la corriente activa y es representada por Horus como RaHoor-Khuit (IXº) y como la corriente pasiva representada por Set, Shaitan o Hoor-paar-Kraat (XIº). Estos son los modos duales de la operación de Baphomet.
Los científicos aseguran que las partículas nucleares descargadas sobre la atmósfera de la tierra transformarán inevitablemente la constitución psicosomática de la humanidad. AL (III, 34) apunta hacia un violento cataclismo que puede ocasionar una mutación mas rápida que la pronosticada por la ciencia oficial (8). Antes de que esta transformación de consciencia ocurra, las modificaciones que se engendren mas tardíamente pueden cambiar el vehiculo psicosomático de la consciencia en una estructura aproximada a la concepción antigua antropomórfica del hermafrodita. Crowley observa la peculiar ambivalencia del instinto sexual ya discernible en ciertos representantes humanos. En la edición de AL de 1938 Crowley escribe en relación con el advenimiento del Eon de Horus:
En cualquier lugar su gobierno está enraizando. Observad para vosotros mismos el decaimiento del sentido del pecado, el crecimiento de la inocencia y de la irresponsabilidad, las extrañas modificaciones del instinto reproductivo con una tendencia hacia la bisexualidad o el epiceno, la seguridad infantil en el progreso combinado con el terror pesadillezco de una catástrofe, contra la cual estamos todavía bastante reacios a tomar precauciones.
En una palabra, la tendencia al cambio es ya tan marcada que ha empezado a causar efectos físicos notables. 
¿Qué implica esta transformación en términos de constitución humana astral y etérica? El intercambio entre mentes sin aparentes medios de comunicación es ahora un hecho común. Hace cincuenta años la telepatía, junto con similares modos sutiles de comunicación era considerada improbable cuanto no imposible. Hoy es ampliamente aceptado y ha sido demostrado por los experimentos de ESP; es incluso aceptado por filósofos del calibre de C.D.Broad (9), ¡el principal exponente del materialismo emergente!
El predominio de desórdenes nerviosos y mentales, y la creciente manía por las experiencias anormales, frecuentemente inducidas por drogas, son indicaciones de un adelgazamiento del velo entre los reinos materiales e inmateriales que eventualmente conducirá a una expansión masiva de la consciencia.
A causa de los trabajos mágicos de Crowley, ciertas regiones de la actividad natural –aunque ocultas- han llegado a ser de más fácil acceso para los ocultistas que trabajan con la Corriente que aceleró su propia consecución. La aceptación de la Ley de Thelema lo hace automáticamente posible para una persona inclinada a padecer el entrenamiento necesario de acuerdo con las energías del Nuevo Eon; y esto le capacita para arrastrarse sobre la inmensa reserva de energía de poder elemental encerrado en la Corriente que encarna.
Tal aceptación envuelve no solo una empatía hacia AL, la imagen manifiesta de Aiwass, sino una correspondiente vitalización de las zonas de energía mágica conocidos por los Tántricos como marmas y sandhis. Estos son los centros vitales del cuerpo humano; ellos están indicados sobre el Shri Yantra en donde confluyen líneas triples y dobles. Tales confluencias señalan zonas de detumescencia y de tumescencia respectivamente.
El término magia(k) sexual ha causado mucha confusión, particularmente con referencia a Crowley y la O.T.O. (10). Incluso la representación inocua de Los Ritos de Eleusis, que él represento en Caxton Hall en 1910 (11) fue tergiversada por los críticos. La popular concepción periodística de la magia(k) sexual esta muy alejada de las Operaciones de la Magia(k) de Luz tanto como la concepción Gnóstica del Amor lo esta de las lisonjerías del cabaret. Hay una relación, aunque nebulosa, como Dion Fortune ha observado (12) que algunas veces los hace difíciles de distinguir. La actitud de Crowley hacia el sexo se revela en el siguiente extracto de una Sinopsis de Seis Artículos sobre las Drogas, que escribió en 1923:
Todo hombre debería aprender a amaestrar sus pasiones de forma absoluta… La condición preliminar del éxito es obtener una clara visión del asunto en cada detalle por el análisis exacto e íntimo. El primer paso es obviamente conquistar el temor y la fascinación que la más ligera alusión sobre el asunto provoca en el hombre y mujer ordinarios…
[Es por tanto esencial para] las personas adquirir una completa maestría sobre el tema. Cuando ellos pueden contemplar cualquier idea sexual dada sin emociones de ninguna clase, ellos se encaminan adecuadamente por el camino hacia la libertad. Es simplemente el mismo principio como aquel en que actuamos cuando entrenamos a un estudiante de medicina para observar operaciones y diseccionar cadáveres, sin llantos, sin desmayos, sin que se enfríen los pies, etc. El cirujano debe mirar a su paciente como el crítico de arte mira un cuadro, o el abogado un informe. Cuanto mas se excite sobre ello menos correctamente lo puede ver; llega a estar confundido y es totalmente incapaz de pronunciar un juicio justo o de emprender la acción apropiada. Esto puede sonar como una perogrullada; aunque la mayoría de la gente no puede ni incluso entender una explicación como la descrita –la mera mención del tema los arroja hacia un ciego espasmo de lujuria, unos estallan en priapismo otros se camuflan en una actitud de ofendida indignación.
Crowley alentaba laboriosamente las leyendas que crecían alrededor de su nombre. Primero una neblina, luego una bruma de vilipendios, calumnias y resentimientos le envolvían. A cualquiera familiarizado con las formas del genio, particularmente con referencia a las esferas de lo oculto y de lo religioso,el velo de ilusión que producía el espejismo del “demonio Crowley” podía y tenía una simple meta: la de escardar entre el competente mágicamente del inepto.
Los aspirantes a la Orden de la Estrella de Plata esperaban (y todavía lo están) confiar en sus intuiciones. Sus juicios y evaluaciones sobre una persona o un sistema no fueron influenciados por las reacciones del rebaño desinformado.
“El logro espiritual es incompatible con la moralidad burguesa” (13); aquellos que temen admitir sus desviaciones de lo ultimo mencionado no poseerán el coraje o la inteligencia para aspirar a lo anterior.
Helena Blavatsky utilizó recursos similares para tamizar al superior del inferior. Crowley mantenía que Blavatsky repelía a los candidatos inapropiados pretendiendo simular ser un fraude. En una entrada de un diario fechada el 6 de Junio de 1936, él escribió: Sus juramentos “truculentos y multitudinarios” fueron su salvaguarda contra la locura… como tú lo harías si tuvieses tantos seguidores y discípulos como ella tenia.”
En una carta (14) a Frater O.P.V. (Norman Mudd), Crowley escribió concerniente al Demonio Crowley:
Observa la leyenda de la Bella y la Bestia. Observa mi titulo de la Bestia. La formula es reclamar la mas elevada Majestad para que los hombres digan “aquello es lo que quiero”, y que se aproximen. Ellos deben entonces ser defraudados y rechazados en cada propósito. Si su sentido de la verdad es provechoso ellos sonríen y proceden. Instantáneamente, la ilusión se desvanece y ellos ven que el reclamo original es verdadero.
Observa a H.P.Blavatsky que persuadía a los buscadores haciéndose pasar por un fraude (habiéndose reclamado como enviada de los Maestros). Ella hizo esto tan bien que hasta tuve que colgar en una especie de sujeta papeles la Voz del Silencio para prevenirme a mi mismo en contra de la duda de su Adeptazgo.
Esta fórmula es antigua. En Egipto conducían al candidato en busca de la espiritualidad, pureza, etc. hasta una cabra y entonces decían, “Este es nuestro Dios y tienes que besarle el culo”. Al condescender, encontraba el rostro de una joven sacerdotisa esperando su beso.
Observa también la Búsqueda de la Bestia en el Ciclo Arturiano y en otras muchas leyendas similares.
Y en una posdata de una carta escrita en 1923 a O.P.V. Crowley continuaba sobre el tema:
Tendrás que hacerlo. . . la gente toma una posición absoluta a favor o en contra de mi. Este compromiso cobarde con la Respetabilidad –ellos la llaman línea de conducta- pudren el alma. Incluso cuando están trabajando honestamente una estrategia inicial, los sucesos siempre les fuerzan hacia una deslealtad real. La gente debe quemar sus botes y desafiar al destino desde el principio; es la única forma de asegurar la integridad y de permanecer joven.
Los resultados de esta fórmula conocida como la Ordalía del Demonio Crowley, era incluso más notable que la comentada de Blavatsky. Individuos aparentemente inteligentes y cultos reaccionaban de una forma reminiscente del Victorianismo del que alardeaban haber superado.
Uno de los principales problemas con los que se enfrentó Crowley cuando remodeló los Grados del Santuario Soberano de la O.T.O. (i.e. los Grados VIIº,VIIIº, IXº y el XIº) fue precisamente el del sexo. La aproximación rigurosamente científica de los Tántricos le atraía y por tanto modeló los Grados en grado sumo sobre líneas Tántricas.
Según Crowley, “la Magia(k) es la Ciencia y el Arte de causar Cambios en conformidad con la Voluntad”(15). Esto requiere una fusión total de cuerpo y mente. La mente es el origen de la imagen cuya función del cuerpo es reproducirla sobre su propio plano. En otras palabras, la Voluntad tiene que ser encarnada y ser hecha carne. La Magia(k) es el medio de encarnar un niño de la Voluntad (Thelema). El hombre es la mente; la mujer es el cuerpo. Sus polaridades en el congreso sexual generan un éxtasis creativo que sirve como matriz del cual el Niño emerge. La apasionada unión de opuestos es la fórmula del Eón de Horus, el Eón del Niño, “Coronado y Conquistador”, ya que encarna la Palabra de su progenitor –en este sentido Ra-Hoor-Khuit- el universo recreado de acuerdo con la Voluntad; el resultado de la magia(k).
El Hombre es la Palabra; la Mujer es el Acto; el Niño es la Palabra hecha carne por el Acto. Esta es la magia(k) del IXº de la O.T.O.
Solo cuando mente y cuerpo concuerdan así y cuando la mente concentra la imagen o “niño” que el cuerpo produce, es posible un acto de creación mágica.
Este niño raramente es un niño humano, sin embargo es físico en el sentido de que influencia el plano material. 
La mente es el onceavo sentido, o principio sutil, y reside en el Ajna Chakra. El cuerpo es la suma total de los cinco órganos sensitivos y de sus correspondientes objetos y esta concentrado en el Muladhara o chakra base.
La mente es el ingenio mágico que crea la imagen; el cuerpo necesita darle expresión y proyectarlo dentro de la esfera material.
El Eón del Niño Coronado y Conquistador es una forma simbólica de decir que en la era presente el hombre aprenderá como materializar el pensamiento y hacerlo en verdad creativo. Tales métodos de nacimiento reemplazarán a la producción de niños humanos. Por los métodos de la magia(k) sexual de Thelema será posible engendrar una raza de seres en todas las formas superior al generado por el uso normal –o más correctamente abuso- de las energías sexuales.
En términos mágicos, el niño es el vástago de la Voluntad (Phallus) y de la Imaginación o facultad de crear imágenes (Kteis). En otras palabras, el niño es el Logos de Thelema y Ágape (16). “Coronado y Conquistador” describe el niño de amor estando sujeto a la Voluntad; de aquí que “amor bajo voluntad” sea la formula de la magia(k); también es la fórmula del IXº O.T.O. El bebé dentro del Huevo mencionado en AL es el niño mágico del pensamiento en su cápsula áurica o akashica preparada para lanzarse hacia el espacio (i.e. la matriz de Nuit).
Esta es la magia(k) que Crowley enseñaba en la O.T.O., la Orden oculta de imprecisa antigüedad que ha aparecido bajo formas diferentes a través de los siglos. Consiguió un grado elevado de notoriedad en el siglo dieciocho cuando el Adepto Bavario, Adam Weishaupt, la reorganizó bajo el nombre de la Orden de los Illuminati, de acuerdo con las necesidades de este período. El fusionó en una unidad todas las corrientes subterráneas de actividad oculta en Europa que culminaron en la Revolución Francesa. La Orden entonces desapareció de la escena pública hasta que en 1904 un Adepto Austriaco llamado Karl Kellner concentró una vez más sus fuerzas diseminadas en un nudo de intensa actividad, uno de sus resultados fue el advenimiento de Crowley quien tomó el control del liderazgo de la Orden después del sucesor de Kellner (Theodor Reuss) en 1922. Si Crowley no hubiese revitalizado la Orden con su doctrina de “Haz tu Voluntad”, podría haber permanecido completamente oculta; pero los Maestros Secretos ordenaron lo contrario y la O.T.O. es ahora notoria.
Cuando Crowley tomó el mando de ella, la O.T.O. corría sobre líneas masónicas, con rituales apenas distinguibles de los de la Masonería Libre ortodoxa. Crowley usó estos rituales como grados preparatorios a los Misterios de la magia(k) sexual que Kellner había introducido dentro de la Orden como resultado de sus contactos con los Adeptos Orientales Tántricos del Vama Marg. Los mismos Misterios que Crowley usó como un ingenio para la transmisión de la Ley de Thelema, la doctrina contenida en AL. La O.T.O. es un Cuerpo de Iniciados cuya meta es el establecimiento universal de la Ley de Thelema. En algún período anterior a su muerte en 1947, Crowley había visto la necesidad de reformular la Orden bajo las líneas del Nuevo Eón. 
AL expresa como obsoletos los antiguos métodos de promulgar la Sabiduría Secreta. Muchos de estos métodos envuelven ceremonias elaboradas, como se evidenciaba por los ritos de las diversas religiones exteriores como el Hinduismo o el Cristianismo, y los muchísimo más antiguos rituales del África primitiva y los cultos Egipcios.
Crowley observó que “la O.T.O. fue la primera gran Orden de antigüedad en aceptar la Ley de Thelema”; desprendiéndose de las técnicas de magia ceremonial y haciendo revivir de nuevo los elementos puramente paganos de éxtasis y prodigio que son las llaves de los Misterios del Hombre.
Una de las más tempranas manifestaciones positivas de la nueva O.T.O., en la forma lo suficientemente apropiada, en el Nuevo Mundo, en la última mitad de los años 40, la Logia Californiana de la Orden liderada por John W.Parsons (Frater 210). Trabajando con la fórmula de la magia(k) Thelemica, Parsons estableció contacto con seres extraterrestres del tipo de Aiwass.
Desafortunadamente, perdió el control de las entidades que evocó y una de ellas, obsesionando a la mujer con la que trabajaba, le condujo a la autodestrucción. Esta compañera mágica (17) reclamaba ser la encarnación de la Mujer Escarlata y ella cuya Palabra es Vida, Amor, Libertad y Luz demostró serlo demasiado para Parsons quien halló en ella una llama devoradora. Durante este período de Operaciones mágico-sexuales Parsons estaba comprometido con la investigación nuclear y en 1952, él mismo estalló en pedazos cuando dejó caer un frasco de fulminato de mercurio. Los enemigos de la Orden usaron este incidente como prueba de la influencia satánica de Crowley, a pesar de que Crowley mismo había repetidamente avisado a Parsons de no comprometerse en el tráfico con entidades cuyas credenciales eran sospechosas.
A pesar de todos sus errores, Parsons hizo incursiones en los mundos invisibles; él fue uno de los que pavimentaron el camino de la pasión por las cosas extrañas y ocultas del día presente, por las drogas, UFOs, sexo negro, las mutaciones y la probabilidad (en contra de la mera posibilidad) de la comunicación del hombre con Inteligencias supramundanas capaces de transformar la vida de este planeta, un fenómeno que Crowley pasó toda su vida intentando demostrar.
En 1945 Crowley había percibido con tanta certeza el futuro rumbo que escribió en su diario que la estructura de la O.T.O. tendría que sufrir cambios fundamentales.
Los elaborados ceremoniales y el establecimiento de Logias fijas en localidades específicas serían substituidas por una red fluida y ampliamente extendida de zonas de poder Thelemicas. Estas zonas de poder formarían una red entretejida libremente de grupos ocultos que utilizan la Corriente Ofidiana con el fin de preparar a la consciencia humana para la comunicación con los habitantes de otras dimensiones. Ahora en los 70, estos centros están ramificados en la mayoría de los países del hemisferio Occidental. El siguiente paso será extender estas influencias al Este. Esto probará ser una tarea más fácil de lo que pueda parecer en un principio. Hoy día el Este esta estrangulado por el abrazo mortal del comunismo, pero esto es una importación Occidental, y como el fascismo, su sombra, es solo un dispositivo político temporal. El espíritu natural del Este, en sus raíces más profundas, está completamente de acuerdo con la doctrina de Thelema. Esto puede demostrarse comparando los principios básicos de Thelema con la Vía China del Tao, la doctrina Védica del Advaita y las filosofías centrales del Tantricismo Hindú y Budista.
Los Tantras en particular, consiguen su completo florecimiento en Thelema,con su acento sobre la energía vital, su arrebato creativo espontáneo y cósmico intuido por el ejercicio de las funciones naturales liberadas desde restricciones no naturales. Es hacia este aspecto de la psique Oriental que Thelema ofrece su mas poderosa atracción, y puede ser a través de las afinidades tantrothelemicas de las sociedades secretas Hindus, Mongolas, Tibetanas y Chinas que la liberación del poder se elevará para establecer un vínculo sobre los planos sutiles con los centros Occidentales de Thelema. Cuando esta unión sea efectiva, el mundo será capaz -finalmente- de prepararse para una plena expansión de la consciencia en un medio ambiente favorable.
AL bien puede ser descrito como un Tantra Occidental, pero diferente de los Tantras que le han precedido, es de alcance cósmico y válido para toda la humanidad, ya que contiene las llaves universales del poder. Con estas llaves el hombre ganará el acceso a las celdas mas profundas del Tiempo y del Espacio y será capaz de explorar dimensiones desconocidas sin necesidad de cualquier tipo de recurso engorroso como la maquinaria necesaria del actual acercamiento científico hacia el universo objetivo. Esto en efecto, es una aproximación pseudo-científica, ya que se supone que el hombre puede conquistar el Espacio y el Tiempo si esta preparado para pagar enormes sumas de dinero para el equipamiento que, en el curso del presente eon,probara ser totalmente innecesario. Blavatsky lo indicó numerosas veces en La Doctrina Secreta, publicado en el crepúsculo del viejo eon.
Crowley dice en sus Confesiones:
La O.T.O. esta en posesión de un secreto supremo. La totalidad de su sistema,cuando llegué a ser un iniciado del Santuario de la Gnosis (IXº) estaba dirigido hacia la comunicación de sus miembros, mediante progresivas alusiones claras, de esta instrucción fundamental. Personalmente creo que si este secreto, que es un secreto científico, fuera perfectamente entendido, y para mí no lo es incluso después de mas de doce años de casi constante estudio y experimentación, no habría nada que la imaginación humana pudiese concebir que no pudiese ser realizado en la práctica.
Con esto quiero decir cosas tales como: que si se desease tener un elemento con una carga atómica seis veces superior al uranio, ese elemento podría ser producido. Si se desease inventar un instrumento por el cual las más distantes estrellas o los electrones pudiesen ser atraídos dentro del rango de cada uno de nuestros sentidos, ese instrumento podría ser inventado. O que si deseásemos desarrollar nuestros sentidos para poder apreciar todas aquellas cualidades de la materia que hoy en día observamos indirectamente por medio de aparatos, la necesaria estructura nerviosa aparecería. Hago estos comentarios con absoluta confianza, puesto que incluso el insignificante acercamiento del que he sido capaz de hacer hacia los santuarios de este secreto me han demostrado que las relaciones entre los fenómenos son infinitamente mas complejas que lo que los mas indómitos filósofos han nunca imaginado, y que el antiguo proverbio "Donde hay una voluntad hay un camino" no necesita de ninguna apelación.
Antes de que este secreto pueda ser divulgado abiertamente y utilizado, el hombre debe haber obtenido un grado de libertad de las ataduras psíquicas y físicas que le capacite para elevarse sobre las insignificantes ambiciones engendradas en él por el sentido de competitividad con sus compañeros. Esto es un falso sentido y es el más grande y único impedimento hacia la verdadera libertad. Él puede despojarse de estas ambiciones fútiles solo por la realización de que ellas le son impuestas desde el exterior para obtener de él la máxima cantidad de trabajo por un precio mínimo (por aquellos que se están apropiando de sus energías para sus propios fines). La reacción inmediata de la mayoría de los suficientemente inteligentes para evaluar la situación ha sido precisamente no hacer nada, y hundirse indolentemente en el lodo de la inercia. Pero esto no es una solución efectiva ya que solo lleva a la desesperanza. Es por consiguiente necesario no solo conocer sino realizar la profunda verdad mística de que no hay otros por los que uno trabaja, con los que compite o por los que uno es explotado. Es necesario realizar que uno es único, que uno tiene -como una estrella en el espacio- una órbita precisa aunque errática; es necesario realizar que el éxito en la realización del propio papel en el drama de la existencia manifestada yace en la inconmovible convicción de la cierta y eterna singularidad de uno mismo. Es la inhabilidad para realizar la verdadera naturaleza de esta soberanía, de esta inherente majestad, que provoca la esclavitud totalmente auto-infringida y causada por la ignorancia de nuestra naturaleza real (i.e.soberana). Es el papel del Soberano u Hombre Real que es ensalzado en AL; "los esclavos servirán" (18) son "las personas", demasiado perezosas, demasiado serviles, demasiado cobardes para realizar su verdadera herencia. Por esto esta escrito: "Vosotros estáis contra la gente, ¡Oh mis escogidos!" (19).
Adam Weishaupt fue el primero en enfatizar la soberanía natural del hombre en un contexto esencialmente social y político, pero fue Aleister Crowley quien trazo la ramificada complejidad de sus implicaciones ocultas que afectaban a la constitución psico-sexual del hombre. Fue capaz de hacerlo por que había recibido (de Aiwass) las Claves del Misterio de la consciencia humana en el Nuevo Eón. Las claves mágicas son accesibles en la Ordo Templis Orientis;estas forman el secreto central al cual ya se ha hecho alusión. Pero las Claves supremas, las mas elevadas son místicas, y reposan en el Santuario de aquella Gran Orden de la Estrella de Plata conocida como la A.*.A.*..
¿Como tal secreto poseído por la O.T.O. puede ayudar a aquellos que están confirmados en su servidumbre, a aquellos que quieren ser atados, a aquellos que no les urge la liberación? La respuesta es que no puede. La O.T.O. es solo para aquellos que realizan la urgencia de adquirir la libertad personal para desarrollar sus Verdaderas Voluntades. La implicación es que antes que una persona sea consciente del hecho de que posee una Voluntad Verdadera, será incapaz de ver cualquier razón del por que o el como, debería cumplir con ella.
Pero para los individuos que han obtenido esta realización que en si misma constituye una iniciación importante, la O.T.O. constituye un trampolín natural para su salto hacia la libertad. Incluso siendo así, el no puede saltar sin abandonar en su despertar el poder propulsivo que lo hizo posible, y éste es el único pago exigido de aquellos que abrazan este sendero. Él debe hacer este gesto, y su urgencia relativa determina la cantidad de libertad que contribuye a la Orden. No hay compulsión solo impulso. Si el candidato falla "en alcanzar el grado", cae dentro de las viejas costumbres, en la antigua servidumbre, y vegeta hasta la descomposición final; pero si alcanza el grado absorbe dentro de si mismo la plena reserva de poder que ha sido acumulada por sus predecesores. Este es el verdadero significado de parampara, o linaje espiritual (i.e.soberano=real).
Por consiguiente Crowley afrontó una reorganización total de la O.T.O. sobre estas líneas ya que el realizó que una persona que se identifica verdaderamente con la Corriente de energía mágica simbolizada por el 93 (Thelema) ya pertenecerá de hecho, en cierto sentido, a esa Corriente; será, en la realidad, de la O.T.O. y por tanto una zona radiante de Thelema.
Thelema representa una fase necesaria en el desarrollo espiritual del individuo.
Paradójicamente nadie puede crear o contribuir con algo original, o traer mas vida que la que toma de esto, a menos que él ya sea un Thelemita.
El término "Thelemita" posee una connotación mucho mas amplia que lo que su exclusivo uso en la literatura Crowleyana podría sugerir. El artista, el científico, el inventor, el poeta, lo son tan solo en el grado en que ellos expresan su Voluntad Verdadera.
Se insiste en esto mucho hoy día en las Escuelas, Sistemas, Órdenes y Tradiciones; aunque cuando todo se ha dicho y hecho solo existe el individuo, y su Voluntad es única, aún cuando esté obscurecida por compromisos kármicos,prejuicios personales, bloqueos psicológicos y fobias.
Esto no quiere decir que para ser un Thelemita uno debe haber aceptado formalmente a AL. Un Thelemita en su pleno funcionamiento puede no haber oído nada sobre AL o sobre Aleister Crowley. Había "Cristianos" funcionando completamente antes del nacimiento de Cristo. Sin embargo Crowley insistió sobre la aceptación formal de AL para todo futuro candidato a la O.T.O. ¿Que implicaba esto? Implicaba (y todavía implica) sobretodo que todo aquel individuo, por libre voluntad, ha elegido establecer contacto con la corriente particular de Poder Mágico sobre el que solo AL provee la única llave completa.
AL contiene fórmulas ocultas de alcance cósmico, algunas de las cuales se expresan de forma abierta y otras están veladas en la más compleja red de cifras qabalísticas alguna vez urdidas dentro de un único texto; ya que mientras que todos los demás Libros Sagrados y Tantras están concernidos con aspectos específicos de estas formulas, AL los comprende a todos en su totalidad. También contiene, como Crowley reclamó, "los supremos hechizos". 
Hoy vivimos en la coyuntura y renovación de varios ciclos temporales principales, algunos inmensos, otros no tan prolongados. El Nuevo Eón, el Eón de Horus, pertenece a la última categoría; durará 2.000 años. Gobernada por una fórmula disruptiva de las viejas formas y creencias es detestada por los no iniciados, aquellos desinformados de las tradiciones ocultas concernidas con los ciclos eónicos.
AL esta comprometido específicamente con el Eón de Horus; es de hecho la Palabra de Aiwass, quien también es Shaitan o Set, una forma de Horus. Es el repositorio de formulas peculiarmente aplicables a las necesidades de la consciencia humana en la fase de evolución presente. Mientras que la A.*.A.*. provee los aspectos últimos y eternos de la evolución espiritual durante los ciclos cósmicos mayores, la O.T.O. está exclusivamente comprometida con el ciclo eónico menor: el de Horus y su fórmula mágica -LAShTAL. (20)
La Magia(k) de Horus está caracterizada por "la unión apasionada de opuestos". Crowley siempre deletreaba magia(k) (magic) con una "k" al final (magick) cuando quería diferenciarla de la magia de Osiris. La magia(k) de Horus reemplaza a la del Eón anterior (de Osiris), que estaba caracterizado por los procedimientos rituales que formaron las bases de los cultos del viejo eón, en particular los pertenecientes a los credos Semíticos del Judaismo, Mohamedismo, Cristianismo y todas aquellas tradiciones ocultas que emplean una forma ceremonial de controlar la consciencia.
Crowley mantenía -acertadamente- que la Corriente mágica transmitida por la O.T.O. no puede ser aplicada con impunidad por una persona no Thelemita, ya que solo un Thelemita (por definición) puede usarla en el servicio de la Voluntad Verdadera. Todo candidato debe demostrar mas allá de toda duda que él ya conoce los secretos de la magia(k) práctica poseída por la O.T.O. Es el uso correcto y efectivo de los mismos métodos mágicos los que forman la substancia de la instrucción en la Orden. Este requisito, frecuentemente tan malentendido, ha causado que muchos candidatos prometedores hayan abandonado en desacuerdo, mientras que otros que parecían estar mal habilitados para ser miembros, navegan en línea recta hacia el Santuario Soberano debido a una aptitud innata y a un entendimiento intuitivo del uso de la Corriente 93. 

NOTAS
1.- Un pequeño volumen publicado por Crowley en 1913.
2.- El Trabajo de Paris (Opus Lutetianum) describe una serie de trabajos mágicos que Crowley emprendió junto a la asistencia de Frater Lampada Tradam (Victor Neuburg, el poeta). Usaron una formula homosexual que Crowley posteriormente incorporaría dentro del Santuario Soberano como parte del XIº.
 3.- A.C. en una carta a Henri Birven, 1929. 
4.- Ver The Magical Revival, Capítulo 1.
5.- Ver The Post-Caitanya Sahajiya of Bengal, por Manindra Bose (Universidad de Calcuta, 1930).
 6.- Ver Capítulo II.
 7.- Ver el Comentario completo de AL,I,26.
 8. - Ver The Dawn of Magic, Capítulo 10.
9. - Ver Mind and its place in Nature, por C. D. Broad (Routledge & Kegan Paul, 1925), p.659.
10. - Ver por ejemplo, relatos como My Life in a Love Cult (1928), por Marion Dockerill; Tiger Woman (1929), por Betty May; Judenkenner (1933) y diatribas similares.
11.- Dado en The Equinox, I, 6 (Suplemento).
12. - Ver The Mystical Qabalah (La Qabalah Mística), por Dion Fortune
(Williams and Norgate, 1935), p.306.
13.- Crowley en una carta a Frater Saturnus (Karl J. Germer).
14.- período entre 1921-4. La carta no esta fechada.
15.- Magick, p.131.
16.- Estas tres palabras suman 93, que es el triple de 31, el numero clave de AL. Thelema puede ser igualado con el niño de la Voluntad, Ágape con el niño del Amor y Logos con el niño del Pensamiento.
17.- Marjorie Cameron.
18.- AL, II, 58.
19.- AL, II, 25.
20.- Ver Magick, p. 415,416. 

Nenhum comentário:

Postar um comentário