domingo, 5 de abril de 2020

El Alma Monstruosa (Kenneth Grant)


De vez en cuando, en las obras de los poetas, pintores, místicos y ocultistas, aparecen ciertos elementos fugitivos que pueden ser considerados como manifestaciones mágicas genuinas, en las que se muestra el poder y la habilidad del artista para evocar elementos de un universo extraño y extradimensional, que solamente puede ser captado por las antenas más sensitivas, ajustadas y delicadas de la consciencia humana. Cuando aparece la visión, es percibida por ese órgano oculto e inmaterial conocido popularmente como el "tercer ojo", acerca del cual un yogui contemporáneo ha dicho: "Si tu atención está en el tercer ojo, la imaginación es suficiente para crear cualquier fenómeno" (1).
La preparación que hace sensible el instrumento humano al impacto sutil de las fuerzas extra-cósmicas no es exactamente la misma que la efectuada por los yoguis con el propósito de experimentar al supra-consciencia. Por el contrario, la primera requiere ese trastorno total y sistemático de los sentidos que Rimbaud describía como la clave para el auto-conocimiento cuando decía: “...El estudio primario del hombre que desea ser un poeta, .es su propio y total conocimiento. Busca su alma, la examina, la tienta, la instruye. Tan pronto como la conoce, su obligación es su cultivo. El alma puede llegar a ser monstruosa... El debe ser un viajero al interior de sí mismo. ...El poeta se hace a sí mismo un vidente, por un trastorno tremendo y razonado de sus sentidos. En todas las formas de amor, sufrimiento y locura, se busca a sí mismo; consume en su interior todos los venenos, para retener sólo las quintaesencias... Así, alcanza lo desconocido, y cuando al límite de la locura acaba por perder el entendimiento de sus visiones, él ya las ha contemplado." (2)
Esta fórmula de trastorno fue para Rimbaud, como para algunos de los más grandes magos y artistas, la clave suprema de la inspiración y la recepción de imágenes vívidas tales como los vislumbres iluminados y temblorosos en los lienzos de un Dalí o un Ernst. Esta es la clave de la inspiración que Remy de Gourmant reconoció como la fuente de "Les Chants de Maldoror", acerca de la cual dijo:
"Permanecerá única y desde ahora pertenece a la lista de obras que... forman la biblioteca abreviada cuya lectura será sólo posible para aquellos espíritus enfermizos que no se prestan a los gozos cotidianos en los lugares habituales, o para quienes carecen de moral convencional. (3) Debiera resultar evidente que quienes penetran en las fuerzas de los Qliphoth deben asumir la Máscara de la Bestia. No sorprende, por tanto, el encontrar que la escala completa de las llamadas lujurias anormales y pervertidas hayan sido explotadas en un intento de transmitir las vibraciones de las fuerzas extracósmicas, o al menos extra-terrestres. Tales fuerzas fueron descritas por los antiguos como demonios, gigantes, elementales, enanos etc., y fueron des glosadas bajo formas monstruosas y bestiales por las mitologías de todos los pueblos. El mago Michael Bertiaux, describe la translación de fuerzas del Universo "B" a nuestro propio Universo "A", Y su retorno, con las siguientes palabras: "Dagón vendrá de nuevo, porque quiere hechicerías poderosas... porque las bestias poderosas de lo profundo han sido liberadas y han marchado sobre su sendero de destrucción, y puede esperarse lo peor. Agárrate a los poderes que te he dado, porque sólo por transformación licántrópica, es decir llegando a ser un monstruo, podrá escapar el mago" (4).
Y también:
"...Llegará a ser un monstruo y escapar de ese sendero, que sólo es la puerta del umbral Daatiano de la oscuridad total. Te he dicho que todas las salidas de escape están bloqueadas, pero en realidad queda la salida de transformarse en monstruo, llegando a ser la bestia. De esta forma puedes escapar por la misma puerta que ellos entran. Asume también que esta puerta está siempre abierta y que el ingreso desde el otro lado es una amenaza constante... Ellos están despertando lentamente, por eso han sido creadas las puertas; tú debes ponerte las máscaras y pieles de animales, de otros monstruos horribles y de entidades astrales infernales. Sólo por este medio puede el mago escapar desde este universo hacia el siguiente sistema de mundos. Estamos buscando sentar las bases de cierta magia específica para este asunto, por eso tan sólo podemos avisar, porque la propia boca del infierno está abriéndose, y los demonios y daemones del onceavo sendero están esparciéndose en esta esfera". (4) Volviendo a la "clave" de Rimbaud. Ha habido pocos casos de trastorno de los sentidos por propósitos específicamente mágicos, más documentados que los que protagonizó Aleister Crowley cuando se trasladaba diariamente a otros mundos, y materializaba parcialmente sueños que eclipsaban los sucesos mundanos de la consciencia ordinaria (5). La fuerza requerida para experimentar un sueño y permanecer externamente coherente, es algo que pocos pueden pretender (6). Lautreamont admitía que él no podía, y como es bien sabido, Rimbaud sucumbió en el esfuerzo. Por lo tanto, resulta altamente instructivo estudiar las obras de los que estando inmersos en una locura genial, son capaces de recordar, aunque temblando, la Visión transmitida y exacerbada por repetidas convulsiones interiores de terror o por orgasmos de éxtasis. Baudelaire declaraba: "... es a través de los sueños como el hombre se comunica con el sueño oscuro por el que está rodeado". No es entendible, que el sueño como tal sea la clave a las otras dimensiones o esferas. Los psicólogos generalmente han demostrado que el sueño es usualmente un fenómeno personal e insignificante, en cuanto a que no conduce más allá de la consciencia individualizada del soñador. Seguramente no es éste el sueño al que Baudelaire se refiere, ya que está formado por los residuos de la actividad diurna. Sin embargo, algunos sueños raros o inexistentes en las vidas de la mayoría de los individuos, son soñados frecuentemente por los adeptos del Arte y del Ocultismo, conteniendo relámpagos procedentes de fuentes distintas de las vistas a través de la estrecha ventana del soñador promedio. La habilidad de incrementar la duración de estos relámpagos, distingue al artista genuino y al ocultista experto en el arte del control mágico del sueño. Porque el secreto principal del delirio creativo se basa en un tipo especial. de control que puede ser aplicado conscientemente. Ahí yace la dificultad en entender, sólo en términos irracionales, la sistemática alteración de los sentidos que es privilegio del genio creativo.
Una comprensión del sueño en su sentido esencial e intuitivo conduce directamente a una comprensión de la magiack, porque toda creatividad lleva consigo cambio, transformación, translación. Aleister Crowley definía la magia como el "arte de causar un cambio de conformidad con la voluntad" (7). También definía la magia como "energía tendente al cambio" (8). Pero ¿cuál es la naturaleza de esta energía y del cambio hacia el que tiende? En el plano físico, la energía es creativa como energía sexual y la naturaleza del cambio está de acuerdo con la naturaleza del deseo, o control que es ejercido en el momento de su liberación (orgasmo). Así, la fórmula completa de la magia, como la del control del sueño, están resumidas en el precepto de once palabras: HACER TU VOLUNTAD HA DE SER LA TOTALIDAD DE LA LEY (9). Esto puede ser interpretado como significando la ley básica, la tendencia inherente de cada individuo hacia esa total transformación de sí mismo desde la entidad limitada que él cree ser, a lo que realmente es en esencia; es decir, una "ausencia" transcósmica, extraterrestre, y por último extradimensional. Para comprender esto profundamente, uno tiene que haber comprendido también que el Ser persiste independientemente de la existencia y de la no-existencia. Blavatsky hizo la siguiente observación (10): "La idea de que las cosas puedan dejar de existir y sin embargo SER, es fundamental en la psicología Oriental. Bajo esta aparente contradicción en términos, subsiste un importante hecho de la naturaleza, que ha de ser realizado con la mente, más que argüirse en palabras". En un sentido más limitado e inmediatamente aplicable, uno puede aprehender esta idea comprendiendo el precepto de once palabras y su complemento: EL AMOR ES LA LEY, EL AMOR DIRIGIDO POR LA VOLUNTAD (11). El amor es identificado aquí con el método de efectuar la traslación y transformación mágica, porque el amor, en el sentido en que esta palabra es usada en AL, tiene una connotación esencialmente bioquímica y sexual. El libro "El lado Oscuro del Edén", contiene un esquema de las fórmulas mágicas y las formas de hechicería sexual que implican. Es relativamente cierto, que Crowley mismo no reconoció totalmente estas implicaciones. Esto puede ser explicado por el hecho de que hasta el año de su muerte (1947) no ocurrió el contacto masivo entre la tierra y las Inteligencias extraterrestres, un contacto que su comunicación con Aiwass había ayudado a hacer posible. Los escritos del ocultista francés Abad Boullan, cuyas enseñanzas incluían el hecho de lograr la salvación por medio del congreso sexual con ángeles y otras entidades extraterrestres, se hacen comprensibles a la luz de la relación de Crowley con Aiwass, y de las más recientes investigaciones de Michael Bertiaux en este área. Aspectos adicionales del mismo tema aparecen en las obras de Swedenborg,J. K. Huysmans, Arthur Machen, y H.P. Lovecraft. Michael Bertiaux afirma haber contactado con la entidad astral que usó a Boullan como médium en el siglo pasado. Este método de congreso, aunque permanece inexplicado, ha sido substanciado por la obra de Austin O. Spare, cuya brujería de "símbolos sensibles" ha sido comprobada por ocultistas contemporáneos incluyéndome a mí mismo. La obra de Spare, me ayudó a desarrollar la fórmula de Control de Sueño descrita en la Trilogía Typhoniana. La investigación reciente sugiere que el control del sueño puede ser una designación alternativa para el control del meón, es decir, el control del Universo "B", representado en la mitología egipcia antigua como Amenta, y en la psicología moderna como la subconsciencia controlada mágicamente.
La asunción de formas monstruosas y el sentimiento de identidad con las "entidades astral es infernales", se hacen lógicos como método de controlar los niveles sub-ctónicos, y Austin Osman Spare ha desarrollado técnicas válidas de sigilografía para explorar los niveles subliminales. Bertiaux también contribuye con un estudio único por su profundidad de tales atavismos primordiales en sus sistemas, que resultan altamente sofisticados, entre los cuales "Le Misteré Lycantropique" no es más que uno de ellos. Aquí, nos estamos refiriendo a la representación psicográfica y astrográfica de las fuerzas (elementales) implicadas en un sentido más bien genérico. No obstante, cierto Grimorio secreto (12) contiene los modelos básicos o vibraciones primordiales que el ocultista usa para evocar los Teratomas Typhonianos, porque debiera comprenderse por analogía con una materialización inversa o reflejada, que los monstruos descritos en el relato de la creación Berosiano, monstruos que precedieron a la oleada de vida humana, fueron Máscaras del Poder Primordial que fluyó hacia la manifestación, vía el Ojo del Vacío. El significado del retorno, tal y como es formulado por Bertiaux en el papel ya citado, tan sólo puede ser realizado por una reversión del proceso, es decir, identificándose con la Bestia cuya naturaleza mágica está simbolizada por Shugal-Choronzón 666. Arthur Machen, el autor y místico galés, hizo referencia ocasionalmente a una teoría de Reversión Protoplásmica (13) que parece tener muchos puntos en común con el sistema de Spare de Resurgencia Atávica. La etapa final de esta transformación o cambio mágico, es descrita por Boullan cuando declara, tal vez deliberadamente, que Dagón volverá. H.P. Lovecraft se ciñó también inconscientemente a este modelo, cuando formuló los Mitos de Cthulhu, elaborados ampliamente, como él mismo admite, a partir de las fuentes del sueño.
Dagón, cabalísticamente es equivalente al número 777, que excede de 666 en 111, siendo éste último el número de ALP que significa "muerte y oscuridad espesa"; 111 es la extensión plena de la letra primordial A (Aleph), representada en el Tarot por "El Loco". El simbolismo es complejo y debiera ser estudiado en conexión con un análisis de las diez primeras letras del alfabeto mágico, como se expone en el segundo capítulo de "El Lado Oscuro del Edén". El Loco es el único guía sobre el onceavo sendero (14), el sendero de la magiack o "energía tendente al cambio". Esta es la clave que nos conduce a la naturaleza de todos los exponentes de los antiguos ritos o "Masques", que son representados bajo las antiguas figuras del Arlequín, el Bufón, o el Payaso o Tonto. Una visión superficial de las vidas y actividades de adeptos tales como Levi, Blavatsky, Crowley, Gurdjieff y más posteriormente Salvador Dalí, cuyos éxtasis simbólicos son un enigma para sus admiradores y detractores, revelan un elemento de bufonería combinado con tonos bestiales y corrientes que se funden en la imagen deslumbrante del sabio inefable y el ignorante abismal, la bestia horrible y el dios hermoso: "Mis adeptos están erguidos, sus cabezas sobre los cielos, sus pies debajo de los infiernos" (15).
El Ángel y el Demonio se reflejan en la misma imagen. Dalí, Tanguy, Ernst, y otros han capturado esta imagen visualmente en el instante fluido de su emergencia de un caos a otro. Es la imagen flotante del poder irracional que Spare también imaginó anatomizándose en una visualización de sensaciones más allá de la experiencia normal, como un producto de este desarreglo sistemático de los sentidos del que habla Rimbaud. La imagen es atraída al vórtex de la consciencia por un rito curioso, una estratagema de tantalización, hasta el borde de la manía. Esta es la fórmula del Vórtex que ha sido usada por los iniciados del Sendero de la Mano Izquierda desde tiempo inmemorial. El Sendero de la Mano Izquierda es precisamente el del desarreglo o reversión de los sentidos que Rimbaud formuló independientemente, y que los Surrealistas posteriores han puesto en práctica después. No hay duda de que algo sucede; pueden dudar que el suceso dependa solamente de la fórmula, quienes son incapaces de entender que no necesita ser un desarreglo, y desde luego no hay necesidad alguna de que sea percibido externamente. Rimbaud, Baudelaire y otros "vivían la vida" exteriormente, pero consideremos a Huysmans, Mallarmé o en las artes visuales a Delvaux; estos no parecían hacerla así. Huysmans con su seguro empleo en una Oficina, Mallarmé un respetable profesor de inglés, Delvaux establecido como director de una academia de Arte en Bélgica. La calidad de su obra nos da la respuesta, y aun en los casos en que el artista parecía "vivir la vida", no es en sí una prueba concluyente de que exista un "mundo trascendente" o un contacto con los reinos extraños. Un brillo en la obra de muchos artistas, incluso de los que tienen una reputación internacional, muestran que ellos no hacían la transición tal como la hacían Spare, Sime, Dalí, Tanguy, etc. Estos artistas lograron dar salto hacia otras dimensiones, y lo que es más importante, volvieron para registrar sus experiencias extradimensionales. Esto parece ser la cruz del asunto, que ciertos artistas hayan entrado en otra dimensión y pudieran regresar a la consciencia mundana y dejar un registro de la Visión. Esto fue conocido en la antigüedad como la "Visión de Pan".

NOTAS 

1.- "El Libro de los Secretos-Yo", por Bhagwan Shree Rajmeesh, pág. 110. Implica la facultad de Visión que es en sí misma el principio creativo o proyectivo. Ver también "Cinco himnos a Arunachala" por Sri Arunachala Ashtakam, Vrs. 6, por Sri Ramana Maharishi.
2.- G.F. Lees en la introducción a su traducción de "Une Saison en Enfer" (Arthur Rimbaud) pág. 9 y 10.
3.- Remy de Gourmont en su introducción a "La Señora de Maldoror", Sociedad Casanova 1.924.
4.- Un documento no publicado titulado "Lectura por Joseph-Antoine Boullan", por Michael Bertiaux, según afirma Bertiaux, fue transmitido astralmente el 28- 10-1976. El significado de términos tales como Dagón, la Entrada Daathiana, o el Sendero Onceavo, serán explicados más adelante.
5.- Ver el "Diario Mágico de la Bestia 666", editado y anotado por Symonds y Grant, 1.972.
6.- Salvador Dalí: "La única diferencia entre un loco y yo, es que yo no estoy loco".
7.- Ver "Magiack" de Crowley, pág. 131.
8.- 777 revisado (Crowley y otros) pág. XXV.
9.- AL I-40.
10.- "La Doctrina Secreta" (Blavatsky), 1, 54.
11.- AL I-57.
12.-La Qabalah de Besqul, será mencionada en otros artículos.
13.- Ver específicamente "La Novela del Sello Negro" (Machen) donde se explica la fórmula.
14.- Once, el número de la magia, es también el número de las Qliphoth; juega una parte importante en la Qabalah de AL, donde Nuit afirma que es su número. Ver AL I-60.
15.-Liber Tzaddi vel Hamus Hermeticus (Crowley).

Nenhum comentário:

Postar um comentário